Qué es la oración

Todo lo que necesitas saber sobre la Oración

¿Qué es la oración?

La oración es una unidad de significado con una estructura completa y de sentido autónomo. Está compuesta por un sujeto y un predicado. El sujeto es el protagonista de la oración y el predicado es el elemento que indica el estado, la acción u otras características de ese sujeto. Las oraciones pueden ser simples o compuestas.

Elementos de una oración

La oración se compone de un sujeto y un predicado, en el cual hay un verbo y un objeto sobre el cual recae la acción del sujeto. 

¡Siempre debe haber un verbo en la oración!

¿Qué es un sujeto en la oración?

Un sujeto es una persona, animal u objeto en una oración, que realiza una acción o recibe una acción. El sujeto es una parte importante de una oración ya que indica quién o qué está haciendo algo. Por ejemplo: “Juan corre por el parque”. En esta oración, el sujeto es “Juan” porque él es el que está realizando la acción de “correr”.

Tipos de sujeto

Los tipos de sujeto son los diferentes roles o papeles que una persona puede desempeñar en una oración. Estos incluyen sujeto simple, sujeto compuesto, sujeto explícito, sujeto implícito, sujeto elíptico, sujeto pronominal y sujeto tácito.

  • Sujeto simple: Un sujeto simple es la persona, lugar o cosa que realiza la acción de una oración. Por ejemplo, en la oración “El gato come pescado”, el sujeto simple es “el gato”.
  • Sujeto compuesto: Un sujeto compuesto es una oración que contiene dos o más individuos o cosas que realizan la acción. Por ejemplo, en la oración “La niña y el niño comen helado”, el sujeto compuesto es “la niña y el niño”.
  • Sujeto explícito: Un sujeto explícito es un sujeto que se menciona explícitamente en la oración. Por ejemplo, en la oración “Juan está comiendo un bocadillo”, el sujeto explícito es “Juan”.
  • Sujeto implícito: Un sujeto implícito es un sujeto que se infiere del contexto de la oración, pero no se menciona explícitamente. Por ejemplo, en la oración “Está lloviendo”.
  • Sujeto elíptico: Un sujeto elíptico es una oración en la que el sujeto se omite porque ya se ha mencionado previamente. Por ejemplo, en la oración “Come la comida”, el sujeto elíptico es “él” o “ella”.
  • Sujeto pronominal: Un sujeto pronominal es un sujeto que se representa mediante un pronombre. Por ejemplo, en la oración “Ella está comiendo una pizza”, el sujeto pronominal es “ella”.
  • Sujeto tácito: Un sujeto tácito es un sujeto que se entiende, pero no se menciona explícitamente. Por ejemplo, en la oración “No debe comer mucho”, el sujeto tácito es “usted”.

¿Qué es un predicado en la oración?

Un predicado es una expresión lógica que describe una propiedad o relación entre dos o más entidades. Es la parte de una oración que indica lo que se dice del sujeto. Por ejemplo, en la oración “El perro es grande”, el predicado es “es grande”.

Tipos de oración

Tipos de oraciones

1. Oración declarativa o enunciativas:

Esta oración es usada para hacer una declaración o afirmación o enunciación certera. Por ejemplo: “La comida es deliciosa”.

2. Oración interrogativa:

Esta oración es usada para hacer una pregunta. Por ejemplo: “¿Qué estás haciendo?”

3. Oración imperativa: 

Esta oración se usa para hacer una petición o una orden. Por ejemplo: “Cierra la puerta por favor”.

4. Oración exclamativa: 

Esta oración se usa para expresar emoción o sorpresa. Por ejemplo: “¡Qué maravilloso!”

5. Oración optativa:

Esta oración se usa para expresar un deseo. Por ejemplo: “Que Dios te bendiga”.

Oraciones subordinadas y oraciones coordinadas

Una oración subordinada es una oración que depende de otra oración para su significado completo. Es decir, una oración subordinada no tiene sentido por sí sola, sino que necesita de otra oración para darle sentido completo. Por ejemplo, en la frase “Si el sol brilla, iremos al parque”, la oración “Si el sol brilla” es una oración subordinada, ya que depende de la oración principal “iremos al parque” para darle sentido completo.

Por otro lado, una oración coordinada es una oración que está formada por dos o más oraciones independientes, unidas por conjunciones coordinantes como “y”, “o”, “pero”, entre otros. Estas oraciones coordinadas pueden tener el mismo sujeto o un sujeto diferente, pero ambas tienen el mismo valor sintáctico y semántico en la oración completa. Por ejemplo, en la frase “El sol brilla, pero hace frío”, las oraciones “El sol brilla” y “hace frío” son oraciones coordinadas ya que están unidas por la conjunción “pero”.

Video de apoyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *