acoso escolar

Responsabilidad de los docentes en situaciones de acoso escolar

La prevención y el abordaje del acoso escolar son aspectos de vital importancia en cualquier sistema educativo. El acoso escolar, también conocido como bullying, es una problemática que afecta a millones de estudiantes en todo el mundo, generando consecuencias negativas en su bienestar emocional, rendimiento académico y desarrollo personal. Ante esta realidad, es fundamental que las instituciones educativas, junto con los docentes y otros actores involucrados, adopten medidas efectivas para prevenir y mitigar el acoso escolar, así como para promover una convivencia escolar sana y respetuosa.

En este contexto, la Ley 1620 de 2013 en Colombia establece un marco normativo que define las responsabilidades de los directores de los establecimientos educativos y de los docentes en la prevención y abordaje del acoso escolar. En este artículo, exploraremos en detalle las responsabilidades específicas de los docentes en situaciones de acoso escolar, así como la importancia de su rol en la creación de un entorno educativo seguro y propicio para el desarrollo integral de los estudiantes.

Responsabilidad de los docentes en el acoso escolar

Responsabilidad de los docentes en el acoso escolar

Los docentes, como parte fundamental del sistema educativo, tienen una serie de responsabilidades clave en la prevención y abordaje del acoso escolar. En primer lugar, deben identificar, reportar y dar seguimiento a los casos de acoso escolar, violencia escolar y vulneración de derechos sexuales y reproductivos que afecten a los estudiantes del establecimiento educativo. Esto implica estar atentos a cualquier señal de intimidación o maltrato entre los alumnos, así como actuar de manera proactiva para prevenir estas situaciones.

Además, los docentes tienen la responsabilidad de transformar sus prácticas pedagógicas para contribuir a la construcción de ambientes de aprendizaje democráticos y tolerantes. Esto implica fomentar la participación de los estudiantes, promover la resolución pacífica de conflictos y garantizar el respeto a la dignidad humana de todos los miembros de la comunidad educativa.

Asimismo, es fundamental que los docentes participen en procesos de actualización y formación continua para estar al tanto de las mejores prácticas en prevención del acoso escolar y en promoción de una convivencia escolar saludable. Esto les permite adquirir herramientas y estrategias para intervenir de manera efectiva en situaciones de conflicto y para crear un ambiente escolar seguro y acogedor para todos los estudiantes.

Por último, los docentes deben contribuir activamente a la construcción y aplicación del manual de convivencia del establecimiento educativo. Esto implica colaborar en la elaboración de normas claras y coherentes que regulen la conducta de los estudiantes y establezcan los procedimientos para abordar situaciones de acoso escolar de manera adecuada y oportuna. En resumen, la responsabilidad de los docentes en la prevención del acoso escolar es fundamental para garantizar un ambiente educativo seguro y propicio para el desarrollo integral de los estudiantes.

Artículos 18 y 19 de la ley 1620 de 2013 sobre acoso escolar

ARTÍCULO 18. RESPONSABILIDADES DEL DIRECTOR O RECTOR DEL ESTABLECIMIENTO EDUCATIVO EN EL SISTEMA NACIONAL DE CONVIVENCIA ESCOLAR Y FORMACIÓN PARA LOS DERECHOS HUMANOS, LA EDUCACIÓN PARA LA SEXUALIDAD Y LA PREVENCIÓN Y DE LA VIOLENCIA ESCOLAR. 

Además de las que establece normatividad vigente y que le son propias, tendrá las siguientes responsabilidades:

  1. Liderar el comité escolar de convivencia acorde con lo estipulado en los artículos 11, 12 y 13 de la presente ley.
  2. Incorporar en los procesos de planeación institucional el desarrollo de los componentes de prevención y de promoción, y los protocolos o procedimientos establecidos para la implementación de la ruta de atención integral para la convivencia escolar.
  3. Liderar la revisión y ajuste del proyecto educativo institucional, el manual de convivencia, y el sistema institucional de evaluación anualmente, en un proceso participativo que involucre a los estudiantes y en general a la comunidad educativa, en el marco del Plan de Mejoramiento Institucional.
  4. Reportar aquellos casos de acoso y violencia escolar y vulneración de derechos sexuales y reproductivos de los niños, niñas y adolescentes del establecimiento educativo, en su calidad de presidente del comité escolar de convivencia, acorde con la normatividad vigente y los protocolos definidos en la Ruta de Atención Integral y hacer seguimiento a dichos casos.

ARTÍCULO 19. RESPONSABILIDADES DE LOS DOCENTES EN EL SISTEMA NACIONAL DE CONVIVENCIA ESCOLAR Y FORMACIÓN PARA LOS DERECHOS HUMANOS, LA EDUCACIÓN PARA LA SEXUALIDAD Y LA PREVENCIÓN Y MITIGACIÓN DE LA VIOLENCIA ESCOLAR. Además de las que establece la normatividad vigente y que le son propias, tendrán las siguientes responsabilidades:

  1. Identificar, reportar y realizar el seguimiento a los casos de acoso escolar, violencia escolar y vulneración de derechos sexuales y reproductivos que afecten a estudiantes del establecimiento educativo, acorde con los artículos 11 y 12 de la Ley 1146 de 2007 y demás normatividad vigente, con el manual de convivencia y con los protocolos definidos en la Ruta de Atención Integral para la Convivencia Escolar.

Si la situación de intimidación de la que tienen conocimiento se hace a través de medios electrónicos, igualmente deberá reportar al comité de convivencia para activar el protocolo respectivo.

  1. Transformar las prácticas pedagógicas para contribuir a la construcción de ambientes de aprendizajes democráticos y tolerantes que potencien la participación, la construcción colectiva de estrategias para la resolución de conflictos, el respeto a la dignidad humana, a la vida, a la integridad física y moral de los estudiantes.
  2. Participar de los procesos de actualización y de formación docente y de evaluación del clima escolar del establecimiento educativo.
  3. Contribuir a la construcción y aplicación del manual de convivencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *