Tipos de argumentos

Tipos de argumentos fáciles de usar

Hay diferentes tipos de argumentos que se usan en un proceso argumentativo. Sin embargo, los más usados son cuatro. La argumentación es el proceso de presentar razones, pruebas y evidencia para respaldar una posición o punto de vista en un texto persuasivo. Esto implica una serie de pasos, como la identificación del tema o problema, la recopilación y organización de información relevante, la formulación de una tesis clara y concisa y la presentación de argumentos sólidos que respalden la tesis.

Es importante tener en cuenta que los argumentos deben ser comprobables, verificables y demostrables, ya que esto es fundamental para respaldar nuestras afirmaciones y garantizar la credibilidad y la confiabilidad de nuestros argumentos. Esto se logra a través de la presentación de pruebas sólidas y verificables, como estadísticas, datos, hechos comprobables y citas de expertos reconocidos en el tema.

En la universidad se espera que los estudiantes presenten argumentos sólidos y bien estructurados en sus trabajos académicos. Para lograr esto, es necesario seguir un proceso riguroso de investigación, organización y escritura que permita presentar una tesis clara y argumentos sólidos respaldados por pruebas sólidas. De esta manera, podrás persuadir al lector y demostrar tus habilidades para pensar críticamente y argumentar efectivamente.

Tipos de argumentos más usados

A continuación, te explicaré detalladamente los cuatro tipos de argumentos más comunes y te daré ejemplos para que puedas entenderlos mejor:

  • Argumento de autoridad: Este tipo de argumento se basa en la opinión o el juicio de un experto en un tema en particular. Se utiliza para respaldar una afirmación y aumentar la credibilidad del autor.

Ejemplo: “De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, el consumo diario de nueces puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares”.

  • Argumento de hecho: Este tipo de argumento se basa en datos, estadísticas o hechos objetivos para respaldar una afirmación. Los hechos pueden ser comprobados y verificados y se utilizan para persuadir al lector.

Ejemplo: “El 85% de los estudiantes que estudian en el extranjero mejoran su capacidad de comunicación en un segundo idioma”.

  • Argumento de causa y efecto: Este tipo de argumento se basa en la relación entre un evento y su resultado. El argumento establece que un evento causó un efecto en particular.

Ejemplo: “El aumento de la temperatura del planeta se debe a la emisión de gases de efecto invernadero en la atmósfera”.

  • Argumento de analogía: Este tipo de argumento establece una comparación entre dos situaciones o eventos que son similares en algunos aspectos. Se utiliza para persuadir al lector a partir de la similitud entre dos situaciones.

Ejemplo: “El proceso de aprendizaje es similar a la construcción de una casa. Necesitas establecer una base sólida antes de avanzar en la construcción de la estructura y los detalles”.

Es importante tener en cuenta que estos tipos de argumentos pueden ser combinados para hacer un argumento más sólido y convincente. Además, es fundamental respaldar todos los argumentos con pruebas sólidas y verificables para garantizar la credibilidad y confiabilidad del texto.

1 comentario en “Tipos de argumentos fáciles de usar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *